Qué daños están disponibles a través de una reclamación de lesiones personales

Una lesión grave a menudo te deja frente a graves dificultades y no sólo en forma de lesiones físicas. Las lesiones a menudo significan gastos médicos y tiempo prolongado de trabajo que podría no ser pagado. Afortunadamente, es posible pedir una indemnización en los dos casos y más a través de una Reclamación por Lesiones Personales.

En la Firma de Abogados Gámez, hemos ayudado a muchas víctimas de accidentes en el área de San Antonio, para encontrar la ayuda financiera que necesitan a través de demandas por lesiones personales exitosas. Antes de tomar el primer paso, sin embargo, puede ser útil entender qué tipo de compensación puede estar disponible.

Dos tipos de Daños: Económicos y No Económicos

En Texas, existen dos tipos de daños que una víctima con lesión puede buscar reclamar: económicos y no económicos. Mientras que estos términos son principalmente para el uso de abogados, los mismos pueden ayudarlo a entender a qué se refieren antes de presentar una reclamación.

Los Daños Económicos son los que pueden medirse con relativa facilidad. Por ejemplo, facturas médicas, son fáciles de cuantificar. Por otra parte, los Daños No Económicos, se refieren a aquellos que no se cuantifican fácilmente, como el dolor y sufrimiento. Es más difícil determinar cuánto vale el sufrimiento.

¿Por qué Puedo ser Compensado?

Es posible obtener compensación en muchos aspectos de un accidente. Los cuales se pueden obtener dependiendo de su situación específica. Los siguientes daños pueden solicitarse a través de una reclamación lesiones personales:

  • Gastos médicos pasados y futuros
  • Salarios perdidos
  • Pérdida de capacidad de ganancia futura
  • Dolor y el sufrimiento
  • Deterioro físico
  • Angustia mental
  • Pérdida de consorcio

En raras ocasiones, es posible también buscar daños punitivos. Los daños punitivos están destinados a castigar a la parte negligente por sus acciones.

Infórmese Más Sobre Daños en una Consulta Gratuita

En su primera consulta, uno de nuestros abogados puede evaluar su caso y ayudarle a entender mejor que daño posible a buscar. Para programar una cita, llámenos al 210-951-2024 o envíenos un correo electrónico.