gámez law fights!

Gámez Law Fights!

Gamez Law Fights billboard

Determinar la culpa en colisiones por alcance: una perspectiva jurídica

by | Jun 26, 2024 | En Español |

Las colisiones por alcance o traseras son uno de los tipos de accidentes más comunes y, a menudo causan daños materiales y lesiones. Un abogado de accidentes automovilísticos en San Antonio analiza con usted ahora cómo se determina la culpa en situaciones como estas.

De parte de un abogado de accidentes automovilísticos en San Antonio: determine la culpa en colisiones por alcance

El principio básico de la negligencia 

La negligencia ocurre cada vez que un conductor no actúa con la diligencia razonable y causa daños a otra persona. En choques traseros, a menudo se presume que el culpable es el conductor que choca con el vehículo de delante. Esta presunción se basa en la expectativa de que todos los conductores deben mantener una distancia segura y ser capaces de detenerse de manera segura si las condiciones del tráfico lo requieren. 

Asignar la culpa 

Por lo general, la presunción de culpa en colisiones por alcance recae en el conductor que circula detrás y se prueba sobre la doctrina de res ipsa loquitur, que significa “la cosa habla por sí misma.” En esencia, el hecho de que se produjera un choque de la forma en que ocurrió sugiere que el conductor que iba detrás no mantenía una distancia segura o no prestaba la debida atención. Sin embargo, esta presunción es refutable, lo que significa que el conductor trasero puede presentar pruebas para contrarrestarla. 

Cuando más de una persona tiene la culpa 

La ley de Texas reconoce que más de una persona puede compartir un porcentaje de culpa en un accidente y asigna la culpa en consecuencia. La indemnización de ambas partes se reduce en función de la parte de culpa que tienen y, quien tenga más del 50% de la culpa no puede recibir ninguna compensación. Si, por ejemplo, el conductor que iba delante dio una vuelta sin señalizar, es casi seguro que se le considerará culpable, incluso si el conductor que iba detrás también lo seguía demasiado cerca. 

Casos inusuales 

Pueden haber otras razones por las que el conductor que iba detrás no tenga la culpa o no es el único que tenga toda la culpa. Por ejemplo, si el conductor de adelante tenía luces de freno defectuosas, es posible que el conductor que le chocó por detrás no pudiera ser considerado responsable en absoluto. En algunos casos, las acciones de un tercero pueden ser culpables, al menos en parte, como cuando, por ejemplo, un conductor tercero se adelanta repentinamente al primer conductor, provocando que este frene bruscamente, lo que no da suficiente tiempo al vehículo que le sigue para reaccionar. 

Por último, brake-checking o frenar repentinamente se considera conducción imprudente en Texas. Cuando el conductor delantero frena en seco a propósito, quizá para “dar una lesión” o castigar de algún modo a otro conductor por seguir demasiado cerca o por algún otro insulto percibido, esto se considera un comportamiento imprudente que pone en peligro intencionalmente la vida de otra persona. Esto se castiga con una multa y hasta 30 días de cárcel, y si se produce un accidente como consecuencia de un break-checking, el vehículo delantero tendrá más parte de la culpa en este caso (aunque el vehículo trasero aún puede compartir la culpa si le seguía de cerca).  

Cómo se ve afectada la compensación

Como ya se ha mencionado, cualquier persona responsable en más del 50% del accidente no puede recuperar ninguna compensación. En muchos casos, el segundo conductor en una colisión trasera tendrá la mayor parte, sino toda, la culpa y no podrá recibir indemnización. Sin embargo, si existen otros factores en juego y la culpa es compartida, la ley de Texas implementa una regla de culpa comparativa que reduce la cantidad de compensación que un conductor puede reclamar por el porcentaje de su culpa. De tal manera, si se determina que el primer conductor tiene un 30% de culpa por no haber hecho la señal de giro, por ejemplo, su cifra de compensación final se reducirá en un 30%. 

Sistemas de seguro “sin culpa” versus “con culpa”

Texas es un estado de seguro con culpa, lo que significa que el conductor culpable del accidente es responsable de los daños. Esto contrasta con los sistemas sin culpa en algunos estados, donde el seguro de cada parte cubre sus propios daños independientemente de la culpa. Por esta razón, demostrar la negligencia del otro conductor es esencial para recibir indemnización y defenderse contra cualquier culpa indebida. No es prudente presentar un reclamo por accidente automovilístico sin un abogado experto de su lado.

Otros factores que debe conocer 

La función de las compañías de seguro 

Después de un accidente, las partes implicadas suelen presentar reclamaciones a sus respectivas aseguradoras. Más adelante, los ajustadores de seguro investigan el accidente revisando las pruebas y las declaraciones para determinar la responsabilidad. Los resultados de la investigación del seguro influyen en los acuerdos y en las posibles acciones legales, y en los casos en que se disputa la culpabilidad, las aseguradoras pueden entablar negociaciones o proceder a un arbitraje. Usted siempre querrá trabajar con un abogado experto en accidentes automovilísticos en San Antonio para contar con alguien que lo defienda contra una compañía de seguros que pueda intentar minimizar sus pérdidas o cargarlo con más culpa de la que tiene. 

Infracciones de tráfico

Si el conductor que va detrás es multado por infracciones como exceso de velocidad, conducción distraída o seguir demasiado cerca, estas infracciones serán una prueba contundente de negligencia. Por el contrario, si el conductor delantero es citado por acciones inseguras como detenerse repentinamente sin motivo, esto puede trasferirle parte de la culpa. Sin embargo, las infracciones de tráfico no son una prueba definitiva de culpabilidad pero se consideran junto con otras pruebas. 

Reunir y presentar pruebas 

Defenderse y obtener la indemnización que necesita requiere pruebas de calidad bien conservadas. Las fotos del lugar del accidente, los informes policiales detallados y los testimonios consistentes en los testigos serán la parte fundamental de un caso sólido. Además, la tecnología moderna como las cámaras de tablero y las grabaciones de vigilancia de tráfico, pueden aportar pruebas irrefutables de los acontecimientos que condujeron a la colisión. Su abogado sabrá lo que necesita y podrá ayudarlo a reunir todo esto y presentarlo de la mejor manera.  

Negociaciones de conciliación 

La mayoría de los casos de colisiones por alcance se resuelven fuera de los tribunales mediante negociaciones entre las partes implicadas y sus aseguradoras. Las conciliaciones suelen considerar los gastos médicos, los daños materiales, los salarios perdidos y el dolor y sufrimiento, pero una negociación eficaz requiere una presentación clara de las pruebas y una comprensión profunda del alcance de los daños. Usted necesitará la ayuda de un abogado para llegar a un acuerdo justo, especialmente en casos complejos con culpabilidad cuestionada. Las compañías de seguro cuentan con los recursos y la experiencia necesarios para tener la ventaja en estos casos de conciliación, y un abogado igualará las condiciones para usted.

Ir a juicio

Si no puede llegar a un acuerdo mediante negociaciones ni mediación, puede ser necesario llevar su caso a los tribunales. La mayoría de los casos llegan a un acuerdo extrajudicial y su abogado le dirá si ir a juicio es una buena idea para usted o no. En algunos casos, puede ser necesario iniciar procedimientos judiciales para lograr que la otra parte se siente de buena fe a la mesa de negociaciones. Una vez que vean que usted y su abogado están dispuestos y son capaces de llevar su caso hasta el final, es posible que estén dispuestos a discutir una compensación justa para cubrir sus pérdidas. 

Qué compensación puede obtener 

La compensación real que puede recibir por su caso dependerá de sus circunstancias únicas, pero en general, debe obtener indemnización por todas sus pérdidas tangibles, como facturas médicas, trabajo perdido y gastos incurridos durante su recuperación. También debe recibir compensación por sus pérdidas intangibles como dolor y sufrimiento o angustia emocional. 

Si ha sufrido una colisión por alcance, no espere para protegerse. Póngase en contacto con Joe A. Gamez Law Firm, PLC de inmediato para una consulta gratuita. 

Categories