gámez law fights!

Gámez Law Fights!

Gamez Law Fights billboard
  1. Home
  2.  | 
  3. En Español
  4.  | ¿Puede Demandar a un Fabricante de Automóviles por un Accidente?

¿Puede Demandar a un Fabricante de Automóviles por un Accidente?

by | Mar 23, 2022 | En Español |

Las ciudades de Texas como Houston y San Antonio no son tan diferentes como aquellas en otras áreas urbanas a lo largo de los Estados Unidos. El tráfico puede reducirse a paso de tortuga durante la hora pico, produciendo la furia en la carretera, y ciertos conductores son más propensos a acelerar en condiciones ligeras, exponiendo a otros en peligro. Ponerse al volante es un riesgo. Las colisiones ocurren a todas horas del día y de la noche, obligando a las personas a contactar a la policía, a la asistencia médica, y a los abogados de lesiones de accidentes. 

Es más frecuente que las fallas sean consecuencia de un error humano. Puede ser que las personas se encuentren mandando mensajes en el teléfono mientras manejan, o de otra manera estar distraídas. Ocasionalmente, se puede culpar a otros factores que no son humanos. Por ejemplo, un perro o gato sale corriendo a la calle, falta una señal de alto o se encuentra oculta tras las ramas de un árbol, o por el mal funcionamiento de señales de tránsito. Otro factor causal que está ganando más atención en estos días es el advenimiento de la tecnología de conducción autónoma (autos que se manejan solos). Muchas personas se preguntan si pueden demandar a los fabricantes de automóviles por el mal funcionamiento automotriz. 

¿Pueden los Conductores de Houston y San Antonio Responsabilizar a los Fabricantes por los Defectos de los Automóviles? 

En resumen, la respuesta es sí, y este ha sido el caso desde hace décadas. Incluso existe una clasificación en las leyes correspondiente a tales litigios. Mucho antes de que la tecnología de conducción autónoma se convirtiera en algo nuevo, los fabricantes de automóviles se han enfrentado con las consecuencias de vender vehículos con defectos ocultos. 

Se han emitido muchos retiros de varias marcas y modelos, pero generalmente no antes de los accidentes, daños de propiedad, y lesiones. Incluso aumentaron el número de víctimas, y como consecuencia se redactaron leyes de responsabilidad por productos defectuosos.

¿Cuáles Son los Tres Tipos de Defectos por los Cuales los Conductores Pueden Reclamar Daños y Perjuicios? 

1. Defectos de Diseño 

Los defectos inherentes en el diseño de los vehículos pueden llevar inevitablemente a los accidentes. Entre unos ejemplos se encuentra el diseño estrecho de la distancia entre los ejes que hicieron que algunos modelos fueran muy pesados, causando que se voltearan en las curvas cerradas, incluso a lo que normalmente se consideraría una velocidad segura.

2. Defectos de Fabricación 

Ciertos métodos de fabricación también pueden generar riesgos inaceptables para la seguridad de los conductores. La tecnología de conducción autónoma parece especialmente vulnerable a tales riesgos en este momento. Pero, otros problemas que han sido reconocidos como factores contribuyentes a las lesiones en accidentes incluyen: el sistema de frenos ensamblados incorrectamente, fallas electrónicas, y las bolsas de aire defectuosas.

3. Defectos de Comercialización 

Cuando un fabricante anuncia la seguridad de una característica particular hasta el punto que un conductor sienta que la atención o la intervención es innecesaria, como la tecnología de la detención de carriles, pueden ser considerados responsables de los daños causados tanto a la persona como a la propiedad. 

¿Qué Deben de Hacer los Abogados de Lesiones por Accidente para Establecer que un Defecto Vehicular Contribuyó a una Colisión? 

Existen tres condiciones para establecer que un defecto vehicular contribuyó 

 ̶ parcialmente o en su totalidad, a las lesiones del demandante, y/o a los daños del vehículo u otra propiedad personal: 

  1. La parte o el sistema en cuestión presentaba un riesgo irrazonable de daño para el conductor, el pasajero, u otra parte involucrada.
  2. Era tecnológicamente y económicamente factible fabricar una alternativa más segura de la parte o el sistema en cuestión.
  3. La parte o el sistema defectuoso, en efecto, contribuyeron a las lesiones o daños reclamados.

¿Se Pueden Responsabilizar a los Fabricantes Cuando el Defecto de Sus Vehículos no Ha Violado Ninguna Ley?

Sí, aunque es ciertamente útil para un caso, no es siempre necesario que un defecto en un vehículo haya violado ninguna ley estatal o federal para responsabilizar a un fabricante. De hecho, dicha legislación suele inspirarse en los daños causados de previos defectos que pasaron desapercibidos, y por lo tanto inconcebibles. 

¿Qué es la Resistencia a los Choques? 

A pesar de que las leyes en contra de un diseño específico y los defectos de fabricación no son necesarios en los libros, desde hace tiempo, los sistemas judiciales reconocen que los fabricantes de  automóviles deben estar sujetos a un estándar legalmente razonable de seguridad para sus productos. 

“La resistencia a los choques” es un término que se refiere a este estándar y, por una buena razón, es de naturaleza fluida. Cada tecnología emergente, desde los cinturones de seguridad hasta las bolsas de aire y las computadoras autónomas está legalmente obligada a cumplir con un nivel de seguridad. 

Las Cuatro Condiciones que Definen la Resistencia a los Choques

Las partes y sistemas defectuosos no siempre contribuyen directamente a los accidentes. Algunas veces, sus defectos exacerban en lugar de reducir los daños de propiedad y lesión. Para limitar los daños de propiedad, como también los daños personales a los conductores y pasajeros, la ley establecida de responsabilidad de productos, demanda que los vehículos cumplan con niveles específicos de resistencia a los choques en cuatro áreas: 

  1. La cabina de pasajeros mantendrá su forma durante y después de una colisión. 
  2. La fuerza del impacto en una colisión será alejada del conductor y los pasajeros. 
  3. Los tanques y líneas de combustible serán protegidos contra incendios. 
  4. Los cinturones de seguridad, bolsas de aire, ventanillas, y puertas deben de prevenir que los ocupantes se muevan durante el impacto. 

Casos en que los Fabricantes no Pueden Ser Considerados Responsables de los Defectos o la Falta de Resistencia a los Choques 

Lamentablemente para las víctimas de dichos accidentes, algunos choques son tan fuertes que un nivel legal razonable de resistencia a los choques no podría proteger a los ocupantes. De la misma manera, esta tragedia catastrófica haría insignificante la influencia de una pieza o sistema defectuoso en el choque. En estos casos, los fabricantes no pueden ser considerados responsables en ninguna manera. 

¿Qué Sucede en Texas Cuando un Defecto de Fabricación no Es el Único Factor Contribuyente en un Accidente?  

Más frecuente de lo que se imagina, se determina que más de un factor contribuye a la colisión. Un conductor podría haber ignorado una señal de alto, causando el choque contra otro que manejaba con exceso de velocidad y de lo contrario podría haber evitado el accidente. Asimismo, existen los otros factores no-humanos que se han mencionado, que incluyen los defectos vehiculares y la deficiencia en la resistencia a los choques. El pobre diseño vehicular o de fabricación pueden causar lesiones y daños de propiedad, pero también pueden agravar o disminuir la severidad de uno o de ambos. 

En Texas, un estándar legal conocido como “falta comparativa” se aplica en tales casos. Las compañías de seguros pueden negociar, o el tribunal puede determinar el porcentaje de responsabilidad que tienen cada uno de estos factores. Cuando se determina la responsabilidad de un fabricante por las lesiones y daños, deben de pagar la cantidad total otorgada a las víctimas. Por ejemplo, si se adjudica que causaron solo el diez por ciento por las lesiones y daños, este es el porcentaje de la conciliación final que están obligados a cubrir. 

¿Son los Fabricantes Totalmente Responsables de los Accidentes de Conducción Autónoma?

Los vehículos eléctricos poseen el mismo riesgo para los vehículos de motor de combustión interna que los antiguos vehículos de combustible fósil para las carretas jaladas por caballos. En otras palabras, se van a apoderar de las carreteras estadounidenses en un futuro próximo: y pueden ser un gran peligro de incendio en un accidente. Sin embargo, más preocupante que su fuente de poder eléctrica, son las muchas características de la tecnología de conducción autónoma. Se ha reportado que los nuevos enchufes de los vehículos de conducción autónoma han causado muchos accidentes, y hasta un hombre de California ha sido arrestado por manejar desde el asiento trasero en su vehículo autónomo. 


A pesar de esto, los fabricantes no pueden ser considerados responsables por los accidentes que involucran a un vehículo de conducción autónoma. Al menos todavía no. Aún se requiere que las personas tengan una licencia de conducir legal y sean responsables en conducir sus vehículos, sin importar que tengan una opción de conducción autónoma o no. Hasta que alguna generación futura de programadores de informática e ingenieros de automóviles demuestran que el sistema de operación artificial inteligente puede anticipar intuitivamente y evitar una colisión mejor que una persona, los conductores continuarán siendo responsables de las acciones de su auto o su camión. 

Independientemente de si el error humano o los defectos de fabricación son los responsables de una colisión, vale la pena estar representado por un bufete de los mejores abogados de lesiones de accidente que entienden la ley por productos defectuosos, responsabilidad comparativa, y cada faceta de la ley de lesión personal de Texas. En San Antonio o Houston, llame ahora al bufete de abogados de Gámez Law Firm por una consulta gratuita.

Categories